20
Jun
2008

VIOLENCIA INSTITUCIONAL DE GÉNERO

Escrito por ambru el 12:38 5 comentarios
Categoria: Noticias
Sólo esta semana en los medios gráficos locales se informó sobre dos hechos en los que personal de seguridad se encontró involucrado como protagonista de hechos de violencia contra la mujer. El término de “crimen pasional” suplantó el de “violencia de género”, una vez mas.

Las fuerzas de seguridad ejercen violencia física, verbal, psicológica y sexual, todos abusos que muchas veces terminan en crímenes que caen en una red de encubrimientos que ya todos y todas conocemos. Cuando el crimen o la violencia es cometida contra una mujer, se vuelve mucho más invisible. Desde los medios, estas temáticas se encuentran naturalizadas. Supuestos “homicidios pasionales” encubren crímenes de género y situaciones de violencia familiar desoídas.

El 18 de junio un titular de un medio gráfico de nuestra ciudad versó: “Drama pasional en La Plata. Un efectivo policial baleó a su mujer y luego se suicidó”. El arma involucrada en la escena fue una nueve milímetros reglamentaria de la Policía Federal. Y ese mismo día “Agente del SPB teme por su vida”. La nota explica que “presuntamente” y según la denuncia que radicó la mujer, un superior habría “intentado” abusar de ella, aunque el ataque “no llegó a consumarse” y sólo “quedó en una serie de tocamientos y palabras subidas de tono”.

La violencia policial de género- no constituye una temática aislada sino que es parte de la problemática que engrosa las estadísticas de violencia policial de quienes trabajamos día a día en esta materia. Las denuncias de maltrato por parte de mujeres de agentes de seguridad son invariables. Tienen en común el hecho de que la mujer víctima considera en vano y casi más peligroso que soportar el maltrato, el hecho de realizar la denuncia.

Ambas noticias refieren sobre una problemática grave que atraviesa a nuestra sociedad desde tiempos inmemorables. En el primer caso se presenta la nota con la calificación de “ crímen pasional”. Este término no hace mas que distorsionar el verdadero problema y justificarlo bajo el halo de la emoción violenta, del entusiasmo demente. Quienes utilizan esta terminología poseen una propensión clara a buscar motivos, y en realidad, cuando hablamos de violencia, doméstica o de cualquier tipo, los motivos no existen.

En el segundo caso, se intenta morigerar el hecho, al asumir que el abuso no llegó a “consumarse”, aunque se admite que la mujer sufrió “tocamientos” y violencia verbal. Para que el caso pase a ser de gravedad, el o la periodista supone que la mujer debe ser violada. De otra manera no se explica cómo es que en este caso no hubo un abuso.

Ambas noticias se agravan cuando vemos que personal de las fuerzas de seguridad se encuentra involucrado. El 19 de junio el diario local continúa aportando datos sobre el caso de la pareja de policías: “eran frecuentes las discusiones, aunque al parecer no había antecedentes de violencia. Por lo menos, la comisaría jurisdiccional no había intervenido previamente en incidentes domésticos de ningún tipo”. A lo que debió seguir una intervención al menos responsable aclarando que en Argentina, en una de cada cinco parejas hay violencia en el seno del hogar*, que no son denunciadas por miedo, o lisa y llanamente porque no existen mecanismos seguros que garanticen la ayuda necesaria en estos casos. Internacionalmente se calcula que sólo se denuncian el 10% de los casos.

Las cosas por su nombre.

La violencia de género es un problema social, público. Y es mucho mas grave cuando en nuestras propias fuerzas de seguridad no sólo no se trabaja en ella sino que la reproduce. En este punto es necesario cuestionar la formación policial, y la aptitud psicofísica del personal de las fuerzas de seguridad. El Estado tiene la obligación de garantizar el correcto estado de salud mental de quienes deberían bregar por la seguridad de todos y todas las ciudadanas.
Por otra parte llamar a las cosas por su nombre contribuye a desmitificar conductas que basadas en estereotipos, naturalizan la violencia. Desde el periodismo es necesario asumir la responsabilidad social que implica comunicar, y generar notas oportunas y preventivas sobre la violencia hacia la mujer, empleando de manera transversal a cada información, la perspectiva de género, requisito inexcusable para el fortalecimiento de la democracia.

Desde el plano político, es oportuno recordar que a principios de este año, fue cerrado por el actual jede de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, uno de los pocos Observatorios de Violencia de Género que funcionaba en el ámbito Ministerio de Desarrollo Social y que reunía información sobre estos para elaborar políticas de prevención. Esto demuestra la falta de compromiso, o de intención política en torno a planear estrategias contra la violencia de género.

Ni la justicia, ni los encargados de las fuerzas de seguridad, ni los medios masivos de comunicación parecen tener al menos una mínima intención de dirigir esfuerzos hacia una política inclusiva de género que permita luchar contra la violencia contra las mujeres. Si bien la responsabilidad es mayor en tanto mayor es el alcance de las áreas, el compromiso no se ciñe solo a estos espacios. También desde otros ámbitos, incluidas las escuelas y las universidades en necesario hacer hincapié en la formación sobre esta problemática que solo puede ser entendida analizándose en el contexto social donde se produce: la pobreza, la desigualdad y la violencia estructural, solo sirven de sustento a la violencia directa ejercida por los aparatos represivos del Estado sobre los sectores mas vulnerables.

13
Jun
2008

Talleres de la AMB en Los Hornos

Escrito por ambru el 12:35 4 comentarios
Categoria: Noticias

mendyconchicos.jpg

El taller de video y radio comunitario de la Asociación Miguel Bru comenzó en el mes de Marzo de este año en la Casa del Niño y la Niña “Chispita”, en el barrio de Los Hornos. Esta casa pertenece al Hogar de la Madre Tres Veces Admirable, obra del Padre Carlos Cajade. El taller se realiza todos los martes al mediodía, con la concurrencia de alrededor de 12 niños y niñas de entre 8 y 13 años. Sus coordinadores cuentan sobre esta experiencia.

Alberto Mendoza Padilla, socio fundador de la AMB y coordinador del taller de radiofonía infantil de Los Hornos comenta que el principal objetivo del taller es “contribuir al desarrollo de las potencialidades expresivas y al fortalecimiento de la identidad de los actores territoriales”.
“Que los niños y niñas puedan apropiarse de la teoría y las técnicas del medio audiovisual, radial y de la comunicación y poder utilizarlos para analizar los diferentes mensajes que por ellos se emiten y que puedan construir los propios a partir de sus intereses”.
María Elena Mejía, otra de las coordinadoras del taller, agrega que “además de la teoría y técnica de radio y video, el taller está atravesado transversalmente por la promoción, difusión y protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, trabajando desde los diferentes lenguajes que propone cada medio y vinculándolos con la historia de sus vidas y de su entorno social. También es muy importante poder trabajar los diferentes niveles vinculares, entre pares y con adultos, que permitan construir un espacio de trabajo y reflexión que promueva la apropiación de los saberes expuestos de manera individual y colectiva y la producción de los diferentes proyectos.”
La dinámica de los talleres está planificada para el desarrollo del trabajo grupal e individual, el aprender haciendo, considerando el conocimiento como un proceso colectivo, y la puesta en común de lo producido. Jorge Jaunarena, de la AMB y también coordinador de los talleres expresa que además uno de los objetivos es que los participantes del taller puedan visitar los estudios de radio y televisión. Para ello la facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional dispone su espacio a este proyecto. “La idea es también poder realizar en ellos algunas producciones y usar los estudios de algunas radios que pertenecen a la comunidad”.

9
Jun
2008

El Capitán de la Policía Héctor Tartaglione: preso por fusilar a Jonathan

Escrito por ambru el 09:22 104 comentarios
Categoria: Noticias

La Asociación Miguel Bru (AMB), a través de los abogados Fabio Villarruel y Belén Beyrne, hace más de tres años patrocina a María Inés Leguizamón y Ricardo Mesa, papás de Jonathan, fusilado el 26 de diciembre de 2004 de seis disparos en la espalda, efectuados por el Capitán de policía bonaerense Héctor Aníbal Tartaglione, quien se desempeñaba como Jefe de la Distrital Berazategui.

A más de 42 meses del homicidio de Jonathan, y luego que la causa fuera archivada en abril de 2005 por considerar la Fiscalía, que no existían elementos para determinar la identidad del autor de los disparos, el Fiscal Domingo Cayetano Ferrari de la UFI 8 de Lomas de Zamora requirió al Juez a cargo del Juzgado de Garantías Nro. 1, Tomas Alberto Bravo, la detención de Tartaglione por el homicidio de Jonathan. Esto se produjo luego de importantes testimonios aportados a la causa por un testigo. Su detención fue efectivizada por personal de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la Provincia.

5
Jun
2008

Voluntariado de Trabajo Social

Escrito por ambru el 12:32 4 comentarios
Categoria: Noticias
El equipo interdisciplinario de la Asociación Miguel Bru en su sede La Plata incorporó al espacio a dos estudiantes de la carrera de Trabajo Social, mediante un convenio entre la mencionada casa de estudios y nuestra entidad. Dicho convenio, a través del cual estudiantes de la Cátedra de Trabajo Social V realizan parte de sus prácticas en nuestra organización, se repite por segundo año consecutivo. Los voluntarios estarán trabajando por espacio de un semestre en la organización, teniendo a su cargo el relevamiento de entidades barriales y organizaciones que aborden problemáticas como la violencia institucional, violencia familiar, juventud en situación de vulnerabilidad social, entre otras temáticas, con el fin de ampliar la red de entidades con las que se trabaja de manera conjunta. La AMB considera que la defensa de los Derechos Humanos debe abordarse en forma colectiva. Este mecanismo de funcionamiento, en constante ampliación, permite dar contención a quienes se acercan con consultas que deben ser atendidas en áreas alejadas a la zona de influencia de la Asociación. Por ello es de gran importancia para la AMB poder celebrar este convenio que sin dudas contribuye a engrandecer y fortalecer el trabajo de este espacio.
5
Jun
2008

El Leviatán Azul

Escrito por ambru el 12:10 4 comentarios
Categoria: Noticias

leviatan-azul.jpg

El próximo 5 de junio a las 19 hs . en el aula Mercader de la Facultad de Derecho de la UNLP se realizará la presentación del libro “El leviatán azul” de Marcelo Saín. Esta charla esta organizada por el Colectivo “De eso no se habla” y el Observatorio de Practicas Judiciales. Lo auspiciará, entre otras organizaciones, la Asociación Miguel Bru.

El doctor Marcelo Sain es especialista en seguridad. En 2005, luego del escándalo con las valijas de Southern Winds , fue designado Interventor de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, y recientemente presentó su renuncia al cargo alegando entre otras cosas que el Consejo de la Magistratura “se mostró partidario de la impunidad” al apoyar a jueces que él había denunciado.

Posee numerosas publicaciones especializadas y ponencias en eventos nacionales e internacionales referidos a las problemáticas de la seguridad pública y las agencias policiales así como también a la defensa nacional, las relaciones civil-militares y los asuntos de seguridad internacional.

En “El Leviatán Azul”, Saín diserta sobre la policía y el estado democrático. “La seguridad pública no es una cuestión policial, sino sustancialmente política”, asegura el autor. “Si la política no está dispuesta a emprender un proceso de reforma político-policial que revierta el tradicional desgobierno político y la policialización de la seguridad pública, no habrá ningún cambio. El conservadurismo policial, que cercenó e impidió toda impronta de reforma institucional tendiente a reestructurar doctrinal, orgánica o funcionalmente la institución por considerar que ello apuntaba a destruir o a desarticular la policía, y que reproducía las tendencias tradicionales al autogobierno policial, sólo puede ser superado con la firma decisión política de encarar un proceso de esa envergadura. Sin embargo, lo más complicado no está en este aspecto sino en la reversión de las deficiencias civiles-gubernamentales que favorecieron históricamente aquellas tendencias. En el fondo, se trata de una autorreforma política”, sostiene Sain .

En este libro editado por Siglo XXI se analizan entre otras temáticas: La cuestión policial en la Argentina; Policía, política y delito: un vínculo fatídico; La reforma policial, un tema intrincado; Qué se entiende por gobierno de la seguridad pública; La crisis del Estado en la seguridad pública; Qué hacer: hacia la construcción de una nueva institución policial; Los ejes del nuevo profesionalismo policial; Principios para el fortalecimiento del gobierno de la seguridad pública.

Acompañarán la charla debate Mariano D´Ambrosio y Mariano Gutierrez . Asimismo se entregarán certificados de asistencia.