12
Jun
2014

La AMB solicita imputar al ex jefe de la Comisaría 6ta de Tolosa por muerte en una comisaría

Escrito por ambru el 14:03 Agregar un comentario
Categoria: Noticias

Se trata de la causa que investiga la muerte de Maximiliano Díaz Subils en febrero de 2006 en la Comisaría 6ta de Tolosa. La Asociación Miguel Bru- como patrocinante de la investigación penal- hizo esta mañana una presentación ante la UFI 12 encabezada por el Fiscal Marchet, solicitando se impute al por entonces capitán de la dependencia, Oscar Luis Desiderio, por posible encubrimiento y falsedad ideológica de instrumento público.

Maximiliano murió un 19 de febrero, envuelto en una frazada en el patio de la Comisaría 6ta de Tolosa, después de agonizar 14 horas. Estaba detenido hacía menos de cuatro meses y sufría una infección pulmonar que le fue mal diagnosticada y mal tratada. Los médicos lo discriminaron, lo ignoraron. Y los policías lo maltrataron, incluso pegándole en los testículos para que no moleste mas con el pedido de ir al hospital. Tras ocho años de una investigación preliminar que atravesó serios obstáculos y dilaciones, a comienzos de este año, el caso fue asumido por el Fiscal Alejandro Marchet, quien imputó y llamó a declarar a tres médicas por homicidio culposo y a un médico del Hospital San Roque y tres efectivos de la Bonaerense, por abandono de persona seguido de muerte, imputación que prevé penas de entre 5 y 15 años de reclusión o prisión. Además otros dos funcionarios están imputados por falsedad ideológica y encubrimiento y coacción agravada.

Ahora se espera que el Fiscal considere imputar tambień al ex capitán Desiderio. Inmediatamente a la muerte de Maximiliano, el juez interviniente Federico Carlos Atencio, le ordenó que en el plazo improrrogable de doce horas informe las oportunidades en que Maximiliano fue trasladado al hospital, los motivos que generaron el traslado, así como las razones por las que dicha circunstancia no fue puesta en su conocimiento. El entonces capitán elaboró un informe plagado de falsedades, lo que a criterio de la Asociación Miguel Bru, supone no sólo una falsedad ideológica de instrumento público, sino también y fundamentalmente el encubrimiento de la conducta de sus subalternos, que hoy y al cabo de casi nueve años se encuentran imputados en la causa.

Este caso toma hoy una enorme vigencia. La detención de personas en comisarías fue prohibida en 2005 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El CELS litigó contra el Estado provincial demostrando que las dependencias policiales no son lugares preparados para alojar a personas y que la mayoría de ellas se encontraba detenida sin condena. Los calabozos de las comisarías están pensandos como lugares de estadía transitoria y no cuentan con las condiciones mínimas de seguridad, limpieza, estructura, y recaudos mínimos para resguardar la salud de quienes allí se encuentran. No obstante poco después de la resolución de la SCJ, en febrero de 2006 Maximiliano murió abandonado y vomitando sangre en la dependencia del barrio plantense de Tolosa. Por algunos años las comisarías se abstuvieron de volver a mantener recluídas personas en sus calabozos. Pero ahora, en abril de este año, el Gobernador de la provincia encabezada por Daniel Scioli, en una clara respuesta demagógica a sus rivales en la campaña por la presidencia, decretó la “emergencia en seguridad”. Es así que dio paso a que el Ministro de Seguridad Alejandro Granados anulara estas resoluciones que habían inhabilitado calabozos en comisarías para el alojamiento de detenidos y hoy hay alojadas mas de 2000 personas.